¿Qué tipos de harina son más saludables?

Ahora se sabe que la harina blanca no es nutritiva, no es dañina para la salud y nada aporta a nuestro organismo. Sin embargo, tiene un alto valor glucémico (el nivel de azúcar en sangre aumenta rápidamente).
Basándonos en esta cifra, muchos preferimos comprar a las minorías y panaderías la variedad de panes y pastas con cereales integrales, centenares, panes de cereales y similares.
Antes de eso, parece una gran idea, pero no está exactamente ahí.

En la mayoría de las panaderías y minorías cadetes ofrecen los cristales que se presentan como cristales integrales o cristales sanos, pero los cristales de harina blanca que se tiñen (con ayuda de té, por ejemplo) para dar la apariencia de trigo integral.
La mayoría de los panes que se presentan como panes saludables (cien, cereales, trigo sarraceno, etc.) tienen buena salud, pero junto a ellos, como son habituales en los alimentos procesados, también se encuentran varios químicos. Conservantes, estabilizadores, potenciadores del sabor, del aspecto y más potenciadores, para que, al final del día, toda la inversión en la salud de esta sartén fluya por el desagüe.

Es muy recomendable comprar panes (pan integral, pan integral, etc.) solo en panes y lugares donde se pueda estar seguro de que no todos los ingredientes y demás ingredientes del pan y la harina blanca hacen que parezca integral. harina.
Al comprar en cadenas minoritarias, es muy importante verificar lo que está en la lista de ingredientes en la sartén.
Cuidado con la «harina oscura»: en realidad, la harina blanca que tienes con ella, caramelo u otro soporte para que parezca una harina integral, ¡no hay conexión entre la harina oscura y la harina integral!
Además, tenga cuidado con todo tipo de «potenciadores del sabor y del sabor, potenciadores de panadería, estabilizadores, conservantes, colorantes alimentarios», etc.

La solución más eficiente, segura y económica es simplemente preparar y hornear en casa.
No requiere tanto tiempo como crees, ni máquinas especiales para cortar pan y amasar.

Hay muchas cosas que puede hacer con una amplia variedad de panes y bebidas en casa. La variedad de panes que se pueden preparar cada vez más grande, cada uno puede agregar al pan como desee y según su sabor (tomates secos, aceunas, cebollas fritas, hierbas y mucho más).
En la repostería casera también sentiremos un embriagador olor de la cocina que se esparce por toda la casa, también con la salazón de pan caliente y fresco y también nos aseguraremos de que panes saludables sin ningún alimento no deseado.
Además, los pacientes celíacos y aquellos que son sensibles al gluten pueden utilizar una variedad de harinas sin gluten (especialmente verduras) y enriquecer su menú.

Por lo tanto, si puede obtener algunas solicitudes de harines buenos y saludables en la mayoría de las cadenas minoritarias y amigos:

  • Harina de trigo integral (que contiene gluten): pan integral, es decir, sin pelar. Todavía hay que, además del almidón de trigo, también se guarda, germen de trigo, fibra dietética, vitaminas y minerales. Estos provocan una sensación de saciedad, ayudan a prevenir los daños y absorben las toxinas.

    Adecuado para la preparación de diferentes piezas y bolardos.

  • Harina centenaria (contiene gluten): la centenaria es un grano rico en proteínas y jerarquizado. Contiene gluten, pero en un rincón mucho más pequeño que la harina de trigo. La harina centenaria es rica en fibra dietética, vitaminas y minerales y tiene un bajo valor glucémico.

    Adecuado para descomponer (la sartén centenaria es baja y densa, pero rica en salud).

  • Harina de frijoles (sin gluten): muy baja en sodio y, por otro lado, contiene grandes cantidades de potasio (esta combinación ayuda a reducir la presión arterial). La harina es muy rica en proteínas, fitoestrógenos y estrógenos (lo que ayuda en la regulación hormonal en las mujeres) y también tiene un bajo valor glucémico.

    De sabor delicado y apto para la preparación de restauraciones, tortitas y disfraces.

  • Altramuz harina (sin gluten) – muy rica en proteínas, fibra dietética, calcio, hierro y potasio. Tiene un bajo valor calórico y proporciona sensación de saciedad.

  • Cosecha de coco (sin gluten): la cosecha es rica en fibra dietética (aproximadamente un 40% de fibra). Además de las vitaminas A, C y E, además de grandes cantidades de proteína, la harina contiene aceite de coco natural, que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, nutre la piel y aumenta el colesterol bueno.

    Apto para postres hornear.

  • Garbanzo harina (sin gluten): una de las harinas más nutritivas, con mucha proteína y omega 6 y una gran fuente de ácido fólico.

    Ideal para hamburguesas, tortillas veganas y guisos.

  • Harina de lensjas rojas (sin gluten): además de proteínas y fibra dietética, esta harina también es rica en jerarquía, zinc, potasio, ácido fólico y fitoquímicos que también ayudan a prevenir el cáncer.

    Apto para cuerno y también para certificación de sopas y guisos.

  • Harina de teff (sin gluten): el teff es un grano originario de Etiopía, donde también se utiliza para hacer pan tradicional etíope (injera).

  • La harina de tefina contiene fibra dietética y grandes cantidades de proteínas, calcio y proteínas.

    Ideal para hornear pan, panecillos y dulces.

  • Harina de maní (sin gluten): muy rica en vitaminas (como 2B, 3B y más), aminoácidos, fibra dietética y fósforo que ayuda a construir y restaurar los tejidos corporales.

    Asegúrate de guardarlo en un lugar seco, ya que la harina es muy sensible a la humedad.

  • Harina de trigo sarraceno (sin gluten): ayudo mucho a mantener la presión arterial normal y a equilibrar los niveles de insulina y azúcar en sangre. También contiene grandes cantidades de proteínas.

    Ideal para tortitas, hamburguesas y como sustituto del pan rallado.

  • Harina de maíz (sin gluten): contiene potasio, hierro, magnesio, zinc y vitaminas (de la familia B). Bajo en sodio y gratis.

    Ideal para hacer tortillas, rollos de maíz y más.

Hay muchos otros tipos de harinas, con harina de patata, arroz, almendras, tapioca, etc. – No las amplié porque son buenas, pero menos nutritivas que las harinas de la lista anterior.

¿Gusta? Compártelo

Share on facebook
Share on tumblr
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on reddit
Share on email